Hoy les presentamos parte de esta gran conversación que tuvimos junto a Christian Thomas, responsable de logística para el Grupo De Narváez, quienes tienen operaciones en Tía, Ecuador, TA-TA en Uruguay y también en lo que era Walmart en Argentina con GDN AR o Dorinka en las operaciones de retail.

Su experiencia en logística abarca la gestión de operaciones en diferentes países, lo que le ha brindado una visión integral de la logística en la región y hoy quiere compartirlo con nosotros, así conocer un poco más, sobre cómo las empresas pueden aprovechar la tecnología y mejorar sus operaciones.

Hablando sobre tecnología en logística, ¿cómo ha sido la adopción de tecnología en América Latina a pesar de las adversidades y restricciones en cada mercado?

En América Latina, hemos logrado adquirir tecnología a pesar de las dificultades que puedan surgir en cada mercado. La modernización y los avances tecnológicos han estado al alcance de las empresas en la región, no solo de los países desarrollados. Además, se ha notado que en algunos casos se enfoca más en la accesibilidad a nivel económico, que en la innovación en sí. Esto ha permitido que las empresas latinoamericanas puedan avanzar en la industria tecnológica y logística.

¿Qué ventajas y desafíos enfrentan las empresas al aprovechar la tecnología en sus operaciones logísticas?

Las ventajas son numerosas. La tecnología permite optimizar procesos, mejorar la eficiencia de la mano de obra, reducir errores humanos y lograr economías de escala. Los avances tecnológicos también se adaptan a los diferentes canales de distribución presentes en la región. Sin embargo, los desafíos varían según la industria y el mercado. Las restricciones económicas en América Latina hacen que sea importante resolver problemas con menos recursos, lo que nos lleva a buscar soluciones más accesibles y modulares.

En relación a la logística colaborativa en la región. ¿Cómo se aplica este concepto y qué beneficios trae consigo?

La logística colaborativa es esencial en nuestra región, especialmente en empresas con operaciones en múltiples países. Aunque no siempre se busca una estandarización total, la colaboración entre diferentes operadores, países y proveedores es clave. Compartimos conocimientos y buenas prácticas, lo que nos permite mejorar y adaptar soluciones a nuestras realidades locales. Trabajar en conjunto nos brinda perspectivas valiosas y nos ayuda a encontrar soluciones más eficientes y adaptadas a cada mercado.

En relación a la automatización en la logística, ¿existe algún miedo en las empresas de América Latina al dar ese paso?

Pregunta muy interesante. En realidad, los líderes y los inversionistas en la región no temen a la automatización. Por el contrario, están entusiasmados por adoptarla. El verdadero desafío radica en el costo del capital y en la priorización de las inversiones. Cada negocio tiene diferentes necesidades, ya sea aumentar el market share, reducir costos operativos o mejorar servicios. Así que, más que miedo, es un tema de prioridades y recursos. Los líderes en América Latina son valientes y se enfrentan a este desafío con determinación.Principio del formulario

Tema pandemia, tuvo un impacto significativo en la logística y la cadena de suministro. ¿Cómo cree que se verán las oportunidades y desafíos en la logística en los próximos años?

La pandemia ha puesto a prueba la logística de manera intensa. La explosión del comercio electrónico y la necesidad de satisfacer la demanda en línea han llevado a un enfoque en la integración de la logística física y digital. El desafío es diseñar modelos de operación que abarquen ambos mundos y asegurarse de que la entrega física siga siendo eficiente. En el futuro, la integración de tecnologías y la capacidad de adaptarse a los cambios serán clave para el éxito en la logística.

La sostenibilidad, se está convirtiendo en una prioridad en la logística de América Latina. ¿Cómo cree que se puede llevar a cabo esta implementación en la región?

Sin duda, la sostenibilidad es una visión clave en la logística en América Latina. Deberíamos esforzarnos por ser sostenibles y amigables con el medio ambiente, además de considerar otras comunidades. La reducción del consumo de energía, como en la iluminación y operaciones de plantas, es esencial. Además, podríamos aprovechar energía solar y otras fuentes renovables, junto con un enfoque en el reciclaje para crear una cadena de suministro más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Por último ¿Qué recomendación puede darles a las empresas en el sector logístico en la región?

Una recomendación valiosa sería ser selectivos con las fuentes de información y los temas a profundizar. En un mundo saturado de datos, es esencial elegir con cuidado para maximizar el aprendizaje y la evolución. La integración tecnológica y la adaptabilidad también son cruciales en un entorno en constante cambio. Además, fomentar la colaboración con otros actores en la industria puede aportar nuevas perspectivas y soluciones efectivas.

es_ESSpanish